Ir directamente a la información del producto
1 de 1

Pack vela y difusor Isita

Precio habitual
135,00 €
Precio habitual
Precio de venta
135,00 €

Fresca y femenina, contiene rosa y notas verdes, y algunas flores blancas también. Es una fragancia que recrea un jardín urbano, un vergel en medio de la ciudad, y quiere trasladarnos hasta allí: hay una fuente rodeada de piedras, flores, plantas, algunos árboles. Isita es floral y clásica pero con un punto nostálgico y, al mismo tiempo, limpio. Una composición donde todos esos olores están a la vez presentes pero desde un entorno doméstico, como si entraran por la ventana una tarde de primavera o verano no muy calurosa. Reconocemos la piedra fría y áspera, la frescura del agua, las sombras, las flores, la madera de los árboles, el hierro de la ventana.... Cierra los ojos y viaja.

Medallón de loza fabricado en España que desprende el aroma Isita. Con cinta de grosgrain de tres colores (verde, beige y marrón). Es reutilizable. El aceite para rellenar, fabricado en un laboratorio en Inglaterra, viene en frasco de vidrio de 50 mL. Con bomba y tapón pintados a mano y etiqueta de papel vegetal. Viene en una bolsa hecha de retales (aprovechando los restos de telas con las que trabajamos en Isita).

Vela de 280g de cera vegetal con mecha 100% de algodón rellenada a mano. El vaso, serigrafiado, es de vidrio soplado de Levante y puede reutilizarse como florero, candelero, frasco para lápices, pinceles, etc.

Materiales

Medallón de loza, tela de grosgrain, frasco de vidrio.
Vidrio soplado de Alicante, cera vegetal y mecha 100% algodón

Dimensiones

Difusor: Medallón: 7cm diametro x 1cm grosor
Difusor: 5,5 cm alto x 6 cm diametro
Vela: 280g, 9cm x 8,5 cm diametro

Instrucciones de uso

No poner en contacto el medallón con ropa blanca inmediatamente después de empapar/rociar, ni poner encima de cualquier superficie que pueda desteñir.
Mantener fuera del alcance de los niños.
No ingerir ni inhalar.
Está hecho para el ambiente, no para la piel.

Al encender la vela por primera vez, dejar arder durante 2 o 3 horas hasta que toda la cera de la superficie se haya derretido. Esto evitará que se hunda más adelante y se forme una oquedad alrededor de la mecha.
No mover la vela mientras esté encendida ni cuando la cera esté aún líquida.
Volver a centrar correctamente la mecha en la cera tras cada uso, para que esta se consuma de forma homogénea.
Cortar regularmente la mecha con un cortamechas para mantener un largo de 3-5 mm.