Editorial

Travel guide:
Postcards from Biarritz

Biarritz está en la esencia de Isita.

Su inspiración está por todas partes: las cestas, las tablas de madera, las mantas, los colores de muchos estampados o los trapos de cocina. Biarritz siempre será un paraíso gracias a los días de verano e invierno en familia.

Isabel Llanza lleva desde niña descubriendo los secretos del País Vasco francés gracias a la granja de faisanes que remodeló su madre, Isabel López-Quesada, donde ha disfrutado de la naturaleza, de largas sobremesas y del cine de verano.

Aquí dejamos algunas pistas para disfrutar de una ciudad llena de buenas playas para hacer surf, comida exquisita, un ambiente inmejorable y buenas compras.
1 de 2
  • Mercado y pastelerías

    El aperitivo es el mejor momento para visitar Le Marché, Halles de Biarritz, un mercado repleto de productos autóctonos y situado en el centro de la ciudad. Pescados, mariscos, frutas y verduras de la huerta, quesos, mermeladas caseras, dulces… La variedad y calidad es excepcional. La mejor opción es tomar el aperitivo en la terraza al sol y pedir una tabla de quesos y ostras. 

    Cerca del Marché se encuentra Miremont la mejor tetería desde 1872, donde están los mejores pasteles recién hechos.

1 de 2
1 de 2
  • Desayunos y comidas

    Un lugar perfecto para comer es el restaurante del precioso hotel Villa Magnan, ubicado en una casa que pertenecido a la reina Fabiola de Bélgica y que su dueña, Anne, diseñadora de decorados, ha llenado de las antigüedades y objetos únicos que ha ido recolectando a lo largo de su vida profesional en el cine. El menú suele ser cerrado y el ambiente es muy agradable, rodeado de plantas y naturaleza.

    Otra opción, más informal, es ir a comer a la playa d’illbaritz en Bidart. La merluza beurre citrône avec des frîtes de La Plancha-D’IIbarritzes un plato estrella.

1 de 2
1 de 2
  • Más comidas

    Auberge D’Achtal es un sitio pequeño y familiar al lado de la iglesia y el frontón de Arcangues. Se puede comer a la sombra de los arboles con vistas a los jardines de la iglesia. Con su tradicional estilo y mobiliario de caserío vasco resulta muy autentico. La especialidad es el pato con patatas fritas. Tampoco hay que dejar de probar su foie gras.

    Chez Alberta es otro restaurante que no te puedes perder en Biarritz.

1 de 2
  • Gaztelur

    Gaztelur es un viejo mesón del siglo XV. Un lugar mágico en mitad del campo decorado por la diseñadora de interiores Marta de la Risa. Es un autentico placer cenar en su increíble invernadero y probar un concepto de carta de comida casera a la que llaman ‘’cuisine de famille’’ que te hace sentir como en casa. Además de ir a cenar, puedes pasar la tarde jugando al crocket, comprando flores de su propio campo y jardín o unos souvenirs ideales de su boutique.

    Los domingos el sitio es Poulet Roti, a cargo del chef con estrella Michelin Idiart Fabrice. 

1 de 2
  • Cena

    Cerca del mercado hay muchos bares pero Comptoir du Foi Gras es una cita ineludible, es uno de los más divertidos. El café de Commerce es otra opción en la misma zona.


    También, de estilo danes redecorado con azulejos de los años cincuenta, muebles vintage y espejos antiguos, el bistro Cherrie Bibi está en una plaza al lado de la playa. Tiene una barra de roble natural y mármol gris azulado y detrás está la cocina donde el chef prepara autenticas delicias con ingredientes orgánicos cuidadosamente escogidos de la bahía.

1 de 2
  • Chiringuitos

    Entre los mejores y más desconocidos chiringuitos de la zona está Crompote, una casita con cuatro mesas en un pequeño puerto de pescadores.Su ensalada de tomate con piñones es una delicia.

    En Iluna Bar las vistas y el atardecer son de película.

1 de 2
  • GALERÍAS Y COMPRAS

    Las mañanas de brocantes alrededor de la ciudad es el plan perfecto si queréis encontrar objetos únicos que cuenten una historia. Desde jarrones, vajillas maravillosas y objetos en mimbre francés hasta manteles de lino con distintos bordados. Encuentras verdaderas joyas. 



    La galería Champ lacombe está en pleno centro de Biarritz, al lado del mercado. Y para ir de compras está la tienda multimarca Duchatel biarritz y, en el centro de la ciudad, uno de los grandes almacenes clásicos de Francia, Galeries l’afayette. Entre las tiendas de segunda mano, BTZ shop, tiene una selección perfecta para un surfista, ropa, zapatillas, skates y tablas. La zona, cerca de la playa del puerto viejo, es perfecta para perderse entre sus pequeñas tiendas.

1 de 2
  • PLAYAS

    La playa D'ilbarritz, côte basque para hacer surf y paseos eternos cuando la marea está baja, plage d'erretegia dónde hay que bajar andando por un camino de tierra lleno de vegetación si la marea está alta y Hossegor con playas infinitas para pasar todo el día.

1 de 2